August 13th, 2012
La música llenaba la habitación, mientras el murmullo de la gente que platicaba cerca de las ventanas y las mesas llenas de comida se oía entre los compases de las piezas tocadas, los camareros caminaban hábilmente entre las personas que bailaban ofreciendo más bebidas a los invitados.En un trono, de fino roble, con incrustaciones metálicas que relataban la historia de un reino prospero, vigilado por dos guardias portantes de alabardas magnificas, un hombre de barba y cabellos negros como la noche y ojos azules claros como el hielo glacial de su natal Nebel, se relajaba mientras disfrutaba la alegría que rebosaba la habitación, en su cabeza una corona, que lo proclamaba Rey, corona que había ganado luego de participar en la cruzada por recuperar el disco del sol, y varias hazañas épicas que le hacían merecedor del puesto, podía él, Ritter VonBranberg o Roc, como había sido conocido en la época de la eterna noche, erguirse orgulloso con sus logros y ser capaz de proteger a todos en su reino, tal y como lo había soñado desde siempre.Sumido en sus pensamientos la música, el ruido de copas, conversaciones e incluso la gente se perdía, en ese momento perfecto, un aroma lo seduce e invade su momento de reflexión, haciendo brotar extraños sentimientos de nostalgia, pero ¿de dónde provenía ese olor? ¿ por qué añoraba tener entre sus brazos ese olor?. El sentimiento se intensificaba, y la fuente de ese aroma se aproximaba, de pronto el sonido de cerámica quebrándose al contacto con el piso lo saca de su embobamiento, para ver a una de las sirvientas en el piso, mientras que, esparcidas entre los trozos de florero roto, unos bellos pétalos blancos resaltaban en la alfombra roja mojada, en ese momento lo recordó, aquello que no podía dejar, que no debía, que no quería olvidar, a quien había prometido cuidar y amar, llegó a su mente como una flecha que atraviesa el viento y se desliza en tu armadura…Coral

La música llenaba la habitación, mientras el murmullo de la gente que platicaba cerca de las ventanas y las mesas llenas de comida se oía entre los compases de las piezas tocadas, los camareros caminaban hábilmente entre las personas que bailaban ofreciendo más bebidas a los invitados.

En un trono, de fino roble, con incrustaciones metálicas que relataban la historia de un reino prospero, vigilado por dos guardias portantes de alabardas magnificas, un hombre de barba y cabellos negros como la noche y ojos azules claros como el hielo glacial de su natal Nebel, se relajaba mientras disfrutaba la alegría que rebosaba la habitación, en su cabeza una corona, que lo proclamaba Rey, corona que había ganado luego de participar en la cruzada por recuperar el disco del sol, y varias hazañas épicas que le hacían merecedor del puesto, podía él, Ritter VonBranberg o Roc, como había sido conocido en la época de la eterna noche, erguirse orgulloso con sus logros y ser capaz de proteger a todos en su reino, tal y como lo había soñado desde siempre.
Sumido en sus pensamientos la música, el ruido de copas, conversaciones e incluso la gente se perdía, en ese momento perfecto, un aroma lo seduce e invade su momento de reflexión, haciendo brotar extraños sentimientos de nostalgia, pero ¿de dónde provenía ese olor? ¿ por qué añoraba tener entre sus brazos ese olor?. El sentimiento se intensificaba, y la fuente de ese aroma se aproximaba, de pronto el sonido de cerámica quebrándose al contacto con el piso lo saca de su embobamiento, para ver a una de las sirvientas en el piso, mientras que, esparcidas entre los trozos de florero roto, unos bellos pétalos blancos resaltaban en la alfombra roja mojada, en ese momento lo recordó, aquello que no podía dejar, que no debía, que no quería olvidar, a quien había prometido cuidar y amar, llegó a su mente como una flecha que atraviesa el viento y se desliza en tu armadura…

Coral

  1. hikari--hoshi reblogged this from pencil-user and added:
    FEELS
  2. chilensisboy reblogged this from pencil-user
  3. pencil-user posted this